MaxiClean

Tips para limpiar el piso de tu cocina según su material

Mantener tu cocina limpia es labor de todos los días, pero, a veces le prestamos más atención a partes como la estufa, el mesón y el lavaplatos que pasamos por alto el piso, lo que hace que este acumule suciedad.  

Es por eso, que en Maxi Clean queremos compartirte unos tips para que lo dejes impecable, sea cual sea su material. Así limpiar será más fácil.  

Cuando de pisos se trata, no se puede usar cualquier producto o limpiar a la ligera, ya que, debido a su material pueden requerir limpiadores, métodos y hasta trucos especializados para no dañarlos o afectar sus propiedades de brillo o color  

Sin embargo, hay ciertos pasos generales a la hora de limpiar que puedes aplicar para quitar algunas manchas de manera rápida o evitar que la suciedad se acumule.  

Por ejemplo, si caen líquidos al piso, trata de limpiarlos inmediatamente con una toalla de papel. Así mismo, si hay residuos de comida, recógelos con la toallita, antes de barrer para evitar esparcirlos con la escoba.  

Si hay una mancha que ya está endurecida, puedes usar una mezcla de agua con bicarbonato, que quede como una pasta y dejarla actuar sobre la mancha para reblandecerla. Usa una de nuestras esponjas Maxi Clean humedecida con la mezcla y un poco de agua para refregarla.  Luego limpia el piso con el líquido limpiador que uses normalmente y nuestro paño de ojal para no dejar motas ni rayones.  

Si tu piso es de cerámica

Este tipo de pisos son más resistentes y se pueden limpiar con más facilidad, pero si quieres dejarlo impecable: Usa agua tibia y tu limpiador de pisos favorito o puedes usar también bicarbonato o vinagre. Esparce la mezcla por toda la superficie y luego trapea con uno de nuestros traperos de microfibra y con esta combinación la suciedad se retirará más fácil.   

Para logar que brille más, pasa nuestro paño con ojal atado a tu escoba para secar y así lograrás que quede perfecto y reluciente.  

Si es mármol o granito

Este puede ser un suelo más delicado si no se trata adecuadamente, ya que, puede quebrarse o perder su brillo si no se limpia de forma adecuada. Para que no te pase, límpialos con agua y jabón neutro y si quieres desinfectarlo bastará con un pequeño chorro de amoniaco, mézclalo muy bien para que no dañe la piedra. Luego de trapear, pasa nuestro paño con ojal para secar, pues dejarlo que se seque por sí solo al aire libre no es recomendable para este material.  

Es importante que no apliques limón ni vinagre, sobre este tipo de suelos, puesto que al ser ácidos podrían dañar la piedra quitándole todo su brillo.  

 Si es madera

En este caso, el vinagre si es un gran aliado de los pisos de madera y de los laminados, porque es una buena manera de desinfectarlos y darles brillo. Mezcla medio vaso en una cubeta con agua tibia y aplícalo con uno de nuestros traperos de microfibra.  

Seca el piso inmediatamente con nuestro paño de microfibra con ojal, porque el absorber humedad la madera puede dañarse., luego encera el suelo para darle brillo, puedes hacerlo también con el mismo paño, pero seco.  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.