MaxiClean

Esponjas y paños Maxiclean para la limpieza de cocina

Limpia paredes, superficies y muebles de tu cocina con Maxiclean

Después de cocinar y usar tu cocina no hay nada que se evite más que la limpieza de la misma, puesto que, quitar los residuos de comida, eliminar la suciedad adherida o combatir esos manchones de grasa en la estufa, mesón o las diferentes superficies, es una labor que quisiéramos se resolviera en un abrir y cerrar de ojos, sin complicaciones.  Pero, con Maxiclean limpiar es fácil y es por eso que acá te contamos cómo hacerlo sencillo y rápido.

Limpiar Estufas 

Sin duda es el objeto de tu cocina que más se ve afectado a la hora de cocinar y que a pesar de tener los mayores cuidados, es imposible que quede intacta y hay que realizar la tarea de limpiarla. 

Para retirar fácil la grasa de tu estufa y los restos de comida adheridos, usa agua tibia con un poco de limón y jabón líquido. Puedes hacerlo utilizando nuestra Almohadilla de microfibra doble función, humedeciéndola por el lado abrasivo con la mezcla y frótala por toda la superficie para que vaya eliminando la grasa.  Una vez realizado este paso, usa la parte del paño para retirar la mezcla, el exceso de liquido y toda la suciedad que soltó. 

Finalmente, utiliza uno de nuestros Paños multiusos de cocina, para pasarlo levemente húmedo sobre la estufa y dejarla impecable. 

Limpiar el Mesón

Para limpiar esta área que es una de las más utilizadas a la hora de cocinar, nuestros Paños multiusos de cocina son ideales para una limpieza constante, gracias a que su red de doble malla lo hace más higiénico porque no permite que la suciedad penetre y se almacene profundamente. 

Si tu mesón es de acero inoxidable, usa uno de estos paños humedecido para limpiar cuando esté levemente sucio y seca con uno de nuestros Paños multiusos absorbentes para que absorba los excesos de agua rápidamente. Y si hay manchones de grasa, puedes usar un poco de limpiador de acero inoxidable y aplicarlo con nuestra Esponja doble malla de microfibra, no lo hagas con esponjas metálicas porque puedes generar mayor fricción y rayar el material. 

Pero, si tu mesón es de granito, puedes usar un Paño de microfibra humedecido con agua y limpiar los residuos de comida. Si hay mayor suciedad, usa una esponja de remoción media como nuestra esponja doble función, aplica un poco de jabón de loza, refriega suavemente y luego retira con el paño húmedo. No utilices detergentes fuertes ni esponjas más abrasivas porque se puede rayar o fracturar la superficie. 

Limpiar Paredes

Las paredes de la cocina son una de las superficies que tal vez no haya que limpiar siempre que cocines. Pero, a medida que el tiempo pasa, la grasa y la suciedad se van acumulando, haciéndolas ver muy sucias y de la misma forma el resto de esta área, así tengas lo demás limpio. 

Para limpiar fácil las paredes de tu cocina, puedes usar nuestra Esponja doble malla de microfibra y humedecerla con agua y un jabón neutro, frota suavemente en movimientos circulares; luego usa un Paño de microfibra multiusos húmedo y quita los restos de jabón. Cuando hay grasa acumulada, un gran truco para eliminarla es usar bicarbonato, solo agrega a la mezcla anterior una cucharadita y aumenta a un litro la cantidad de agua. Si tu cocina tiene azulejos, puedes añadir unas gotas de agua oxigenada y luego de aplicar, dejar actuar por 10 minutos para que salga la suciedad. 

Limpiar los muebles de tu cocina

La mayoría de muebles de cocina son de materiales como la madera, por lo que necesitan de un cuidado especial, ya que, al limpiarse de la misma manera que el resto de superficies podrían dañarse. Usa un paño de microfibra seco para remover residuos o polvo diariamente. Para una limpieza profunda, puedes frotar uno de nuestros paños con un poco de limpiador o silicona de madera. Evita aplicar demasiado líquido, usar el paño muy húmedo o dejar que se moje la superficie, porque el exceso de agua podría ser perjudicial. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.