MaxiClean

Almohadilla doble función Maxiclean para estufas de acero o vitrocerámica

Descubre el aliado para limpiar tu estufa de acero o vitrocerámica

La estufa es la parte y el elemento de tu cocina que más usas y el que siempre quieras o no, termina sucio luego de cocinar o de simplemente calentar cualquier comida. Pero, aunque puede ser difícil mantenerla impecable, limpiarla constantemente y de manera correcta, es una de las mejores formas de tener una excelente limpieza, prevenir olores y contaminaciones cruzadas.  

 El mejor truco para que tu estufa no acumule manchas de grasa y suciedad difíciles de soltar, es limpiarla cada vez que cocines porque así será mucho más fácil la tarea y se conservará siempre impecable. Sin embargo, hay días en que se hace complicado mantener esta limpieza constante y debemos hacer un mayor esfuerzo. Pero, para esto, existen grandes aliados como nuestra Almohadilla de Microfibra que te ayudará a dejarla perfecta sin importar lo sucia que esté.  

 Nuestra almohadilla está diseñada para que, con solo un producto, puedas por un lado fregar y quitar la suciedad adherida; y por el otro secar y dar brillo a diferentes superficies. Es ideal para estufas de vitro cerámica o de acero, ya que, su malla abrasiva no raya y la cara de microfibra permite secar y brillar sin dejar rastro. 

Trucos para limpiar tu estufa con nuestra Almohadilla de Microfibra Maxi Clean;

  • Usa agua caliente y jabón  
    Con el lado de malla de la almohadilla, remoja tu estufa con una mezcla de agua caliente y jabón líquido quita grasa, esparce la mezcla por toda el área y deja actuar por algunos minutos. Con la misma malla, refriega suavemente para terminar de eliminar las manchas y la suciedad adherida.

    Humedece el paño de microfibra que tiene la almohadilla y retira con este el exceso de jabón.  

  • Vinagre y bicarbonato 
    Esta es una mezcla muy efectiva para eliminar la grasa de tu estufa. Crea una especie de pasta con estos dos ingredientes y con la parte del paño de microfibra espárcela sobre el área que necesitas. Deja que actúe por 15 minutos y después refriega suavemente con la parte de la malla, humedecida en agua caliente.  
    Vuelve a usar el lado del paño de microfibra, limpio y húmedo, para quitar los excesos y retirar completamente la mezcla.

Tips para tu estufa de Vitrocerámica

Limpia siempre con la estufa apagada y fría, porque, aunque pueda parecer que la suciedad sale mejor cuando está caliente, no es así y puede dañarse.  

 Limpia de manera superficial con la parte del paño humedecida, antes de hacer una limpieza más profunda, así, podrás quitar las manchas blandas y los residuos de comida. 

Esto, te ayudará a identificar esas manchas más difíciles para las que necesitarás una limpieza más a fondo y además, las pondrá un poco más blandas para que te cueste menos eliminarlas.  

 Utiliza una esponja suave, como el lado de malla de nuestra almohadilla, no uses abrasivas de aluminio porque pueden rayar la superficie.  

 Aplica un producto especializado para limpiar este tipo de material o usa la mezcla de vinagre y bicarbonato. Una vez hayas limpiado las manchas, retira el exceso con el paño húmedo, con mucho cuidado para que los residuos no ensucien de nuevo la superficie o la manchen.  

Para que tu estufa tenga brillo

Usa un poco de agua con vinagre y espárcela sobre toda la superficie con la parte del paño que tiene nuestra almohadilla, extiende la mezcla suavemente por todos los rincones, enjuaga el paño y retira con este mismo, el líquido de la estufa hasta que quede seca.  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.