MaxiClean

Cómo recuperar el brillo de tus pisos de cerámica, porcelanato y mármol

Cómo recuperar el brillo de tus pisos de cerámica, porcelanato y mármol

Los pisos de nuestra casa, sin importar el material, son una superficie que necesita de un cuidado constante y adecuado para que mantenga su brillo. No basta con una limpieza superficial, es necesario un mantenimiento con productos que los limpien a profundidad y los mantengan siempre brillantes, ya que, por el continúo tránsito que ejercemos sobre estos, las ralladuras o marcas que dejan los muebles y hasta la iluminación del día se pueden ir deteriorando. Te compartimos algunos Maxitips para recuperar el brillo de tus pisos en materiales como porcelanato, cerámica o mármol.

Cómo recuperar el brillo de pisos de porcelanato:

Gracias a que son muy duraderos, funcionales y estéticos, los pisos de porcelanato son de los más utilizados en diferentes espacios, porque aportan elegancia. Sin embargo, aunque parezcan fáciles de limpiar, necesitan de un cuidado que los mantenga en perfecto estado para alagar su vida útil. Para garantizar su brillo, es fundamental tener cuidado con los limpiadores que se usan, evitar los que tengan una composición muy grasosa o jabonosa porque pueden dejarlos opacos, así como los productos abrasivos y corrosivos.  

Para recuperar el brillo de tu porcelanato, mezcla en un balde de agua tibia un cuarto de taza de vinagre. Con un cepillo de cerdas finas, puede ser una escoba de barrer limpia, refriega sin dejar que se seque. Luego, enjuaga con agua y escurre muy bien, con ayuda de nuestros traperos Maxi Clean de microfibra y seca por completo con el paño con ojal de microfibra, para evitar que queden marcas o parches. 

Cómo recuperar el brillo de los pisos de cerámica

Es muy común el uso de este tipo de pisos en hogares y diferentes espacios por su fácil limpieza y resistencia. Pero, así como son de prácticos para limpiarlos, también se ensucian con bastante facilidad y es muy factible que con el tiempo se vayan volviendo opacos, se percudan y acumulen suciedad en sus juntas.  

Para pulirlas y recuperar su brillo, puedes usar materiales naturales y caseros como el limón y el vinagre. Es muy fácil, exprime 4 limones por 1 vaso de agua y media taza de vinagre, luego mézclalos en una botella. Rocía la mezcla en el piso y con ayuda nuestro paño de microfibra con ojal, frótala por toda la superficie.  

También, puedes usar líquido para limpiar vidrios, para darle más brillo, luego de haber hecho la limpieza adecuada. Rocía un poco del limpiador y con el paño de microfibra con ojal frótalo por todo el piso para que quede reluciente. 

Cómo recuperar el brillo de pisos de mármol

El mármol es un material que le aporta elegancia y sofisticación a los espacios, pero suele ser más delicado en su limpieza que los pisos de cerámica o porcelanato. Si no se trata de manera adecuada, no se limpian de manera constante y no se usan productos específicos, pueden volverse opacos y perder su característico brillo.  

Cuando tu piso ya ha llegado a este punto, una solución natural para tratarlo es mezclar 3 cucharadas de bicarbonato de sodio con 250 ml de agua. Aplica esta mezcla con un paño de microfibra por toda la superficie, de manera delicada para evitar que se ralle y obtenga un brillo uniforme. Déjalo por 5 horas para que haga efecto y luego con agua fría retíralo, con ayuda de un trapero de microfibra bien humedecido. Vuelve a secar con un paño seco y listo.

Consejos de limpieza para evitar que tus pisos pierdan su brillo

Utiliza paños y traperos de microfibra, que son ideales porque secan rápido, no dejan residuos, pelusas, motas ni rayones.  

Siempre barré el piso antes de trapearlo o pasarle un paño húmedo.  

Luego de trapearlo o aplicar líquidos con paños húmedos, seca con un paño seco para dejarlo más brillante.   

Limpia siempre al instante cuando ocurran derrames de grasas o líquidos para evitar que se percudan.  

Limpia con frecuencia y aplica productos especializados para el brillo de cada material, es más fácil evitar que pierda su brillo que recuperarlo.  

No utilices materiales agresivos ni corrosivos, como limpiadores de acero inoxidable, rendidores de pintura o quita grasas. Elige productos neutros y específicos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.